Así se conoce al famosísimo discurso de Luther King. I have a dream.
Creo que él, al pronunciar ese discurso, se hizo dueño del sueño y a la vez lo repartió, como una naranja de miles y millones de jugosos gajos, en las mentes de otros tantos soñadores o descreidos.


Mi abuela decía que un sueño feo no hay que contarlo en ayunas, porque en una de esas, se cumple. Sobre un sueño lindo, no me dejó instrucciones.
Pero creo que seguí mis propias reglas... que no tienen nada de reglas.
Mis sueños se esparcen por dondequiera que voy. Tardo poco en liberarlos. Cuando ocupo un nuevo espacio, en vez de plantar bandera poniendo mi foto y un pisapapeles personalizado, echo a rodar mis buenos sueños.


Todos los conocen al poco tiempo y nunca falta el horoscopero que sentencia "y claro, porque sos de piscis" Pero no, che, qué tiene que ver...hay gente de piscis que se contenta con ganar la lotería, y gente de escorpio, de sagitario, de tauro que comparte mi tendencia a soñar y hasta la supera.
No puedo asegurar que no se sufre por el naufragio de algunos sueños atesorados. Son laceraciones íntimas, dejan cicatrices, tardan en sanar.

Creo que Martin Luther King fue inclusivo y preclaro: él tenía en su discurso -atrapado- un sueño que miles de personas compartían ya.
Ese talento no me sale con mis modestas fantasías y anhelos. Tengo dos o tres (quizás hasta cuatro) sueños tontos que se niegan a volverse verdad. Tal vez por eso mismo: porque cuando sean hechos y no suspiros, se habrá aniquilado su magia.
Me ha pasado infinidad de veces cruzarme en el momento más oportuno con un aviso, un recordatorio, una señal que está delante de mis ojos, emparentada con mis sueños. Alguien dice una palabra, miro una etiqueta que me advierte de algo, el nombre del mozo lleva la letra buscada, suena una canción que me despierta...
Así también me pasa que encuentro, por decenas ya, tréboles de cuatro hojas mientras hay gente que me asegura que jamás en la vida dio con uno. (No importa, de todas maneras, no ha aumentado mi buena suerte, o sea que el método trébol es una falacia, amigos)


Esta imagen la topé en una carpeta de algun usuario de Flickr. Me pegó en el ojo, como digo a veces, porque es una imagen que vi, en vivo, en una madrugada de Buenos Aires, desde una vereda. Aún estaba envuelta en el cálido vaho del café molido, mal dormida, con frío en las manos y en los labios, ante el presagio de una pérdida confirmada. Era ese instante en que lucho conmigo misma para no llorar, y lloro igual, con más pena aún, con rabia por no saber vender más cara mi dignidad.
Me acuerdo del sol saliendo, y esa luz blanca me hizo alzar la vista. Increiblemente, vi esta cúpula. Extraña, recargada, fuera de contexto. Como un retazo de Gaudí en pleno congreso.
Con mayor sorpresa leí, dando vuelta casi por completo a la esquina, una frase en catalán, que una mano puso allí para que ese día yo pudiese leerla.


"NO HI HA SOMNIS IMPOSSIBLES"
Yo le creí, necesitaba hacerlo, me volví más soñadora acaso, más combatiente, menos estúpida.Tengo un sueño. Dos sueños. Veinticinco sueños. Voy tras ellos en alegre y dulce desorden, los dejo sueltos, para que crezcan, se reproduzcan, se transfiguren. No hi ha somnis impossibles.

4 comentaron esto...:

Nico dijo...

lindas palabras. Te dejo una pregunta: hay alguna relación entre los sueños de los que hablas y los sueños que se sueñan al dormir?

VeRa dijo...

Que buena pregunta Mario!
Digo...! Nico!!

Y si, hay relación. Yo mezclé un poco en el post. Pero dicen los freudianos que el sueño es una realización de deseos.
Claro, cuando uno sueña hace dos cosas llamadas condensación y desplazamiento... Uf...es largo pero basicamente es ke lo ke recordamos del sueño no es necesariamente lo ke el inconsciente liberó.

Pero bueno: si si...ambos sueños son una expresion de lo ke uno fantasea y seguramente desea.

Che...voy a escribir otro post.
Jaja

Nico dijo...

Yo la verdad que con los sueños tengo una fijación. Será porque sueño cosas muy locas. Pero aún no puedo entender porqué a veces se cumplen y otras no. Lo primero que hago cuando se cumplen es adjudicarlo a lo supernatural, pero despues digo: ya, este sueño que se cumplió, no fue porque lo soñe, sino porque lo anhelaba tanto que sucedió, y ahí se me hace una enredadera cósmica de la cual no puedo salir.

VeRa dijo...

Nico!!!

dame un par de dias mas...y me despacho sobre tu enredadera cósmica.
I promess

About