Quizás antes me sucediera menos. Quizás se me pasaba inadvertido.

Pero ahora... diablos! con qué frecuencia se producen entre mi interlocutor y yo esos dudosos momentos, en los que ninguno de los dos sabe qué palabra será buena para profanar el silencio.
Se puede probar con un anodino "bueno..." y muchas veces se precipita el cierre de la charla con un salomónico "en fin"

¿Con qué personas molesta ese vacío de voces? Voy a pensar...Ciertamente, no con algunos amigos. Los que pueden soportar mi compañía en silencio. Los que se contentan con hacerme saber que simplemente están ahí.
Una mano, una oreja, un hombro curtido de sollozos.
Algunas ocasiones he tenido yo también de ser esa presencia. En esos casos basta la simple advertencia amigable: "No hace falta que digas nada. No hace falta tampoco que me escuches. Solo que tengas presente: estoy aquí"
Es dificil, casi insufrible, en algunas circunstancias, ese instante del doble silencio...

Uno ruega que Dios, si acaso existe, y si acaso se ocupa de tan insignificantes menesteres, ponga en los labios una idea sabia, una seguidilla de sílabas que formen una frase digna.

Una tradición (creo, es mas que una tradición, un consuelo) dice que cuando se produce un silencio entre dos, es que ha pasado un ángel.

El ángel deja su estela de fría suavidad, de dulce penumbra de estrellas, un estremecimiento que puede llegar a erizar la piel. Después de que pasa el ángel, es aún más complejo pronunciar algo que realmente no sobre.

Mi sobrino dice que ha descubierto una palabra que le permite avanzar en cualquier conversación trunca. No importa si solo es un subterfugio para ir pensando en cómo seguir después. Él me pasó este truco con la generosidad de los niños, típica de quien ignora que está regalando un tesoro.

Dice que en esos instantes de no saber qué decir, solo pronuncia una pregunta , variando la entonación según el matiz de la charla previa:

"¿por qué?"

6 comentaron esto...:

Anónimo dijo...

"Sabias palabras Don Laguna..." decía alguien en un squecht, allá lejos y hace tiempo (calculo que se escribe asi, solo sé que se pronuncia "eskech") Jajaj!!

Bueno...

En fin...

salut.
H.H.

Stuqi dijo...

Muy lindo el "video casero".
Pero a ese angel no lo quisiera recibir de visita.
Muy lindo post también.

Andy dijo...

En ángel a veces pasa, y no lo vemos... porque ninguno de los interlocutores se detiene un segundo, tan apuyrados en decir su verdad.

Delicioso blog.

Me encanta.

Gracias por las palabras

A.-

DesveLao dijo...

¿Como le va, florcita de mi corazón? ¿Se acuerda de eso que anduvo escribiendo acerca de andar mirándose pa'subirse al coletivo? Imaginesé, usté que puede, si en una de esas no hace falta preguntar pa´saber quién sube primero, si la cosa es de mirarse y no decir nada y entenderse hasta ahí.
Ahora, usté que puede con este asunto de imaginarse cosas, imaginesé también que se trata de mirarse y entenderse todo, sobre todo los silencios de los dos. Usté que lo mira al otro y el otro que la mira a usté. Y disfrutarse. Y no mezclemos a los ángeles en esto porque sería demasiado pa'un rato tan corto.

VeRa dijo...

Gracias Stuqi por visitar TAMBIEN los enlaces que pongo...

Andy: ciertas tus palabras. Ycada uno cree ke es el dueño de la verdad ke se apura a decir....

VeRa dijo...

Hola desve!!!

Espero comprenda mi mala educacion de no responder siempre sus mensajes (livinga la vida loca de la ciudad..)

Y si...me imagino...
Me imagino la sabrosura y el goce de poder pasar el tiempo -corto o casi eterno, que mas da- mirando y mirandose en los ojos de alguien que desdibuje el resto del paisaje.
Sería bonito...
ES bonito

About