Pero si usted supiera o apenas imaginara, mi adorable C.T.F....si usted fuese igual de clarividente que de buen tipo...se daría cuenta de inmediato qué tan profundo llegan algunos de los aleteos de sus chistes.
Si se pudiera figurar qué buen bálsamo esos gestos graciosos, esas monigotadas, esa escucha serena, esa aseveración impúdica y cien por ciento argie "qué flor de mina... no haberla conocido un par de años antes!!"
Y la charla sobre filosofía al paso. Sobre gentes, sobre enseñar, sobre oportunidades desperdiciadas que nos causan indignación... Y la pregunta de cajón, la que me repiten algunos como regaño, otros con descrédito: "pero me querés decir a qué hora te sentás a escribir ese blog?"
A ESTA HORA, señor. A la que pueda. Escribo como vomitando sintagmas, sin editar, posesa, bloggera naif que sigue sus propias reglas (no las del marketing...aqui no entra nadie atraido por peces de colores...). Escribo en los minutos que le robo al sueño.

Pero, eso si. Y en esto soy, irreductible: -Como Girondo- escribo exclusivamente lo que quiere expresar mi corazón. No tengo tiempo para ahondar en retóricas posmodernas. No tengo tiempo para cultivar un rebaño. No tengo tiempo para buscar videos que fidelicen a mis lectores.
En síntesis: no tengo tiempo para giladas.

Lo que se lee en mi blog es lo que me está pasando justo ahora.

Por ejemplo: leo a La Pontiac, le dejo mi comentario...antes de validar copiando ese codigo molesto, me doy cuenta de que las letras al azar me dicen "Korso". Y si...tengo un corso batiendo parches a lo loco (sístole! diástole! tucutum, tucutum...)

Por ejemplo: hoy desde la oficina de Gabi hasta la del Ministerio conté cuánta gente se reía por la calle.
En 14 cuadras: seis. Sobre un total de...digamos...cien? Dije y bueno...camino de regreso sonrío yo a ver si elevo el promedio.
En 7 cuadras: nueve. Me anoté un punto, poroto celestial, en la libreta que el de Arriba tiene conmigo. Hay días que emparejo la deuda...y así vamos tirando...

¿Perdí la cordura, ud qué dice CTF? Los detalles más disparatados y pequeños me mantienen en vilo, me hacen ser quien soy.

Entonces me tomo mis breves lapsos para escribir aquí. Es por mi salud. No tengo tiempo para giladas.

3 comentaron esto...:

Nico dijo...

totalmente de acuerdo, el tiempo es oro, pero no confundirse y vivir a las apuradas, que la vida se disfruta.

Anónimo dijo...

Me congratula que mis primitivas palabras actuen como exaltadoras de su mejor humor. Es maravilloso reirse.
Ud. me ha hecho un homenaje inmerecido: moduló en su boca un nombre propio. Y es más, lo escribió. Es mucho más de lo que merezco.
Por ultimo: el vino puro (aunque sea poco).
CTF

VeRa dijo...

Cierto Nico....la verdad de la milanga...jejeje

CTF:
Este viernes van empanadas y vino allá, en el templo del saber.
Re-gracias a usté.
Hic!

About