Algo en lo que había pensado como una originalidad y ahora me entero que no, que hasta tiene nombre y se llama "ejercicio de Von Oech ". Consiste en elegir una cualidad a buscar, por ejemplo: te piden que te predispongas a encontrar 5 objetos verdes en el ambiente que te rodea. En cuanto encontras esos cinco...verás otros más...

Algo similar pasa cuando estamos a punto de comprarnos algo (un auto, un par de botas, una mascota) y te parece que por todos lados ves ESO que andas buscando. O cuando aprendemos una palabra nueva, nos parece luego escucharla repetida en muchas otras circunstancias.

(A mí me sucedía especialmente con nombres de personas: el nombre de alguien que tomaba importancia en mi vida comenzaba a aparecer en libros, películas, etiquetas de ropa, personajes históricos, menciones de amigos...)

Y por qué sucede esto, voto a Von Oech? Dicen que porque la gente encuentra lo que está buscando. La predisposición mental hace que nos inclinemos hacia ello. Nuestra atención hace que se vuelvan más importantes. Les dedicamos nuestra energía, y crecen.

Somos una especie que curiosamente se inclina hacia los "malos humores" con mayor facilidad. Duilio, un blogger que me he topado por ahí, lo dice en estas palabras "estamos condenados por estúpidos" Podríamos ser completamente felices, pero no lo buscamos. Buscamos lo que duele, nos apegamos a la tristeza, perfeccionamos la nostalgia de lo terrible. Es curioso...ya hablé sobre esto...sobre el solaz del dolor propio. Algo asi como: "sé que me hace mal, pero no lo puedo evitar"
Entonces, sucedió.
Tal vez se acumularon muchos consejos de quienes me quieren bien. Quizás afloró, una vez más, esa suerte de instinto que conservamos, y me dijo que ya basta de prestar atención a los ornamentos del dolor, que hay dos cachorros que necesitan una madre entera.
Que basta de alimentar los monstruos de la memoria del abandono, de la memoria del amor roto, de la memoria del llanto oprimiendo el pecho y sosteniendo el insomnio.
Y estoicamente, disciplinadamente, empecé a poner en práctica una por una, algunas lecciones olvidadas. Lecciones sobre las propiedades curativas de la risa, por ejemplo.

Hasta los médicos más ortodoxos y galénicos sugieren esta terapia. Una buena sesión de carcajadas mejora la respiración, fortalece el corazón, facilita la digestión, hace vibrar el hígado, baja la hipertensión y se tonifican los músculos que hay en el rostro...
Les doy la razón: las noches que cenamos con carcajadas de postre con mis hijos, suelo dormir mejor o sentarme en la PC con una dosis extra de creatividad o apertura mental.

Empecé a tomarme en serio a la gente más optimista. Pongo a Petti a las seis de la mañana diciéndome que se puede ser feliz a esa hora, en una curiosa mezcla de clásica radio porteña con good morning vietnam. Pettinato clava una versión furiosa y dance de "Wadu wadu", se burla de un titular del día que habla de negociaciones "trabadas" con las prostitutas y travestis de alguna zona roja de la Capital, les dice a mis hijos que es hora de ir al Colegio, y que no importa si no aprenden nada, que vayan igual "a hacerse amigos"...
Repite su frase acerca de la risa, asegurandonos que es "la obra social más barata y efectiva del mundo" Y va sin bonos, sin firma, sin receta archivada.

Admiro a los veneradores del Buda sonriente.
Cambio mi nick en el MSN por otro que me obligue a tener una imagen esperanzada de mí misma, no una imagen derrotada y con sabor a fracaso.

Me miro en el espejo y me acepto con mis arrugas de haber vivido 43 pirulos en este planeta, con mis puntos fuertes y flojos; saco cuentas y me da bastante bien el saldo.

Ensayo unas sonrisas, varias, distintas, matices de la misma mueca estrictamente humana que estoy tomando como medicina.


"Está saliendo el sol..."

2 comentaron esto...:

Tongui dijo...

si! si! si! si!
qe salga el SOOOOL!!!
YES!

Tongui

emi dijo...

q lindo texto!

te felicito!

me alegraste el día!

besos

emi

About