Musas, ráfagas divinas, alucinaciones, necesidades básicas insatisfechas...quién sabe qué extraña combinación de todas estas cosas se requieren para hallarse en el punto propicio para la inspiración.
Paso revista mentalmente a todos los temas que me incitan a escribir, y uno por uno los descarto: por repetido, por triste, por demasiado intimista, por críptico, porque me aburrirá en la primera línea....uf...


Renuncio también a declarar aquí un "pot pourri" de escenas cotidianas que componen, a modo de rompecabezas, los instantes fugaces de un día. Hice esto, fui para allá, volví, saludé a tal y cual. Horror. Ese tipo de enumeraciones banales nos termina pareciendo patético 24 horas más tarde. Y a quién le interesa si mi gata tiene las uñas largas o cortas, o si llueve sobre mojado en Monte Grande...


Heme aquí, entonces, a un lado del camino, no ando fumando el humo mientras todo pasa (a veces me lamento de no tener esos esmirriados vicios comunes y vulgares: un cigarrito....una copa de vino...qué desgracia: soy original hasta en lo que no quiero...)

Aquí me encuentro, en ninguna parte, esperando el convite de las ideas...

Acoplando mi voz cascada a la de Fito, para alegrarme por la opción de la inocencia... en estos tiempos de oferta y demanda, de feroces competencias signo pesos, me doy el estrafalario lujo de escoger SENTIR.

Luego se filtrará, dulce veneno, la inspiración hasta las letras mías. Ya escribiré algo como Dios manda. (y quién sabe si manda...a lo mejor apenas es una sugerencia...)

2 comentaron esto...:

La Pontiac dijo...

nenaaaaaaaaaaaaa...con esto, me basta!
pase a visitarme nomás

VeRa dijo...

Me inspiran ciertas imágenes mentales y ...otras visuales
vio Pont???

Salutes! nos leemosssssss

About