Recuerdo a mis cientos y acaso millares de lectores (jejeje) que estuve "re-estudiando" a Platón con Niko en las tórridas tardes de enero (encima! para que después la jodida de Filosofía se ensañara preguntando la definición estratosférica de la gnoseología cartesiana post socrática.... ya llegará tu hora, bruja!)
Que en ese proceso me volví a centrar en algunas ideas y las formas en que ellas se expresaban.
Por ejemplo: la enquistada seguridad de Platón para declarar verdades sin dubitar sobre esto y aquello y lo de más allá:
El alma se divide en tres partes. Los números son de un género más elevado que el color de las flores. La forma de conocer es recordar.
Qué tranquilo descanso deben gozar los que pontifican. Claro, si se las saben todas. Y quién se va a atrever a contradecirlos?
Como sea... tuve ocasión de releer esas teorías que afirmaban que el alma cultivaba tres virtudes. Cada una tenía incluso un "alojamiento" en el cuerpo:


  • La virtud del alma inteligible tenía su sitio en la cabeza. El trono de las ideas, el recipiento del intelecto. Al alma inteligible le correspondía la virtud de la Prudencia.
  • El alma irascible se acunaba, coherentemente, en el pecho. Donde late el corazón, claro. Cerca del estómago, órgano delator de nuestras iras más feroces. La virtud a cultivar por el alma irascible: la Fortaleza.

  • Por último, la zona de alojamiento de alma concupiscible no podía ser otra que el vientre. Allí donde las pulsiones nos llaman y nos retornan al mundo más precario del deseo de la carne. Si había de cultivar esa parte del alma una virtud, esta sería sin dudas la Templanza. Templa tu carácter! Resiste el canto de sirenas de la concupiscencia!

Para completar el grupo de las virtudes (vaya Ud a saber por qué) Platón solía citar a la Justicia como una virtud cardinal más, quizás la que englobaba a las demás.

Las virtudes: cardinales. Que vienen del corazón quiere decir.
En cambio los pecados... ay, mis queridos... los siete pecados nada de pasar por el corazón. Los pecados son capitales. De Cápita, de Cabeza.... para pecar parece que pensamos más (o mejor)

Los pecados capitales se ramifican, incluyen sub-pecados, variaciones. Uno no dice "Soberbia" y ahí se termina el asunto. No, no: dice "soberbia" y tiene que pensar también en vanagloria, jactancia, altanería, hipocresía, ambición... cheeeee!!!
Al capital "soberbia" le siguen, en desordenado montón, estos seis: avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza. (Caramba...qué curioso...se me ocurren personas y personales que parece que se han esmerado en cultivarlos a todos)
Los pecados capitales te mandan de cabeza al fuego eterno, dicen los teólogos.
Si, pero Dios te los perdona todos si te arrepentís a tiempo, dicen los cristianos de base. Bolasos de los cardenales y sus bonetes púrpura, que se empeñan en discursear como si la humanidad no hubiera pasado la infancia medieval del espíritu.
Pecados capitales, grosos, importantes. Pecados que son magnos y considerables.Todos de acuerdo.

Pero el post es para los otros: los pecaditos que se miran con indulgencia, los que no le cuentan al monje los que -aún- se confiesan, que podrán avergonzarte un poco pero no convertirte en un indeseable. Pecados de segunda categoría, vamos. Pecados provinciales...

Voy a intentar "la gran Platón" y enumerarlos:

  1. Reírse de una leve desgracia ajena (el otro se tropieza y se cae, se le cae la baba mientras cuenta un chiste, se le ve el culo cuando sale de la pileta...)

  2. Cortar los tallarines con el cuchillo (y cuadricularlos!! y hacerlo al ritmo de la pobre excusa de "y bueno!! pero si son re largos!!" No, no, no, no... feo, feo...pecado provincial a full)

  3. Arreglarse bien porque están por sacar una foto, filmar un video, y no prevenir a las amigas presentes. Empeora si hubo tiempo para avisar y se prefirió no hacerlo.

  4. Contar anécdotas de cuando uno era pequeño a gente que no tiene el menor interés, necesidad, curiosidad, motivación por saberlo, pero que escuchan por una cuestión de asimetría en la autoridad (ejemplo: la inspectora me cuenta cómo era la imprenta de su padre en el año 20.... Pffffffffff!)

  5. Traer a tu familia, como recuerdo de un viaje (tanto exótico como común y silvestre) un esperpento estilo bola de cristal con nieve, artesanía hecha con caracoles, monigote de plástico, posavasos con malas palabras, o cualquier otra porquería que se consigue en los puestitos ambulantes de Retiro. Igualmente es pecado provincial hacerles eso a los amigos.

  6. Ponerle edulcorante al agua del mate. Ponerle edulcorante al mate. Ponerle azúcar hasta la náusea al mate. Violar el mate.

  7. El séptimo pecado provincial está en construcción. Hubo ofertas, ninguna me convenció. Que el MSN, que la burla a los defectos físicos,que el autoengaño, que la mentira piadosa. El séptimo pecado está en la mesa del remate. Pueden sugerir.

Este post me llevó más tiempo de lo usual. Hubo varios guardados como borrador antes de su publicación efectiva. Esto atenta contra mis propias leyes como blogger. Asi que se cierra aquí. Ahora. C´est fini.
Sugerencia gratis para soportar cualquier clase de pecado (capital, capitel, provincial, zonal, etc) :

9 comentaron esto...:

Sacarías dijo...

Yo no traigo pecado provincial sino un RECONTRA PECADO CAPITAL que se ha pasado por alto, y que si lo cometés deberías ser instantáneamente fulminado por un rayo justiciero. Este pecado es "hablar en el cine".

¿Cómo Dios, que sabía desde el principio que se iba a inventar el cine, no lo incluyó de entrada?

No te digo que Pusiera "Es pecado hablar en el cine", porque eso va contra del contesto hixtórico, pero se las podría haber ingeniado para decirlo con una parábola, tipo Nostradamus.

Otros que se tienen que ir al infierno ya son los vecinos molestos, y también el señor o señora al que se le ocurrió poner resaltadores de graves en los equipos de música de uso civil, cuando solo debería ser permitido su uso profesional responsable.

Pa quejoso estoy hecho.

VeRa dijo...

Merezco el castigo de los dioses del celuloide!!
SI!! por dios!! ke kede claro:

ES PECADO HABLAR EN EL CINE!
POR CELULAR MUCHO PEOR!!

(Saca....y me kedé pensando...el eterno martillador que se oye en las esquinas de Capital...no merece también un poco de escarmiento? jje)

Salut

Bob Chow dijo...

hola vera, muy lindo como arreglaste la página, tengo cero idea sobre cuestiones morales, virtudes etc, me interesan las formas más bien

Anónimo dijo...

Verita, creo que podría aportar uno...y creo que vas a estar de acuerdo.

Solo te mando el tema central, vos sabrás darle forma, principio y fin, si te vá.

Vos( y me consta) tanto como yo y muchos otros, alguna vez han prestado un libro, de onda, de corazón....lástima que nunca hacemos un una paginita en Excel donde conste fecha, Libro y ...Nombre del beneficiario!!!!

Te lo dejo, si te sirve

Besos

H.H.

Nico dijo...

el pecado debería ser reclamar el libro, porque si lo prestaste, sabes que no te lo van a devolver jamás. (Eso va para vos, compañera de ex-facultad, que me viniste a despertar a las 8 de la mañana para pedirme el libro que ya había asumido que era MIO )

VeRa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
VeRa dijo...

CHAAN!!
me pasó algo parecido Nico!!!

En una charla delirante (llamada "choripán literario") haciamos memoria sobre no sé qué poemas...yo cité a Monterroso...mi amigo dijo "ah si...qué bueno ese texto...te acordás, Verita? en tal libro?"
Yo(emocionada)"Si si...! me acuerdo...! Lo tengo!"
Mi amigo "Y cómo no lo vas a tener si NUNCA ME LO DEVOLVISTE!!"
jajajajaja

(sorry, Juan... alpiste)

Anónimo dijo...

-Dejar pasar a una mujer hermosa, sin intentar descalzarla hasta el cuello.
- Ponerle agua al vino
- Tomar gaseosa en un asado
-Cambiarse de club de futbol
- Que no te guste el tango
- Comer en el cine pochoclos en esos jarros de cartón y tomar coca.
-Enviar textos por cel. mientras hablas con alguien personalmente. CTF

VeRa dijo...

MUY BUEEEEEEEEEENOS CTF!!!!!!!!

Entonces voy a reformular y haremos un dodecalogo de pecados provinciales...
o una veintena...

Beso

About