Mis hijos están locos. Libres y astutos, hablan como los locos.
Haciendo oídos sordos a los pronósticos y a los precedentes, se llevan bien a pesar de sus 5 años de diferencia.
Se ponen de acuerdo sin decir palabra y descerrajan una lluvia de carcajadas en cada cena. Presumo que eso es lo que me permite trabajar mucho de noche: ellos me dejan cargada de esa energía inigualable de la risa absurda.
Muchas personas me han hecho notar que mis hijos hablan "raro": simplemente usan muchísimas expresiones, son de los que no se contentan con decir "qué lindo" si pueden mechar, a veces un "esto es sublime!".

Ejemplo al paso:
Caminando por una calle arbolada, un zorzal se posa en una rama cercana.
Comento: "Ese pájaro es de los que cantan a la mañana."
Pato replica: "Definime más "cantan a la mañana" porque cientos de pájaros entran en ese nivel"
Sorprendida -si, si, yo también me soprendo!- por la observación, trato vanamente de imitar el silbido del zorzal para que lo identifique.
Pato sacude la cabeza y concluye "Jamás me imaginé que me despertaran monos"

Ejemplo de diálogo delirante entre ellos:
Pato: Si mezclás rojo con rojo con rojo y con rojo...qué se forma?
Chechu: Todo el mundo lo sabe...
Pato: Dorado!
Chechu: Obvio!
Pato: ...Salvo que acaricies una ardilla llamada Edu
Chechu: ...Mientras caés por un precipicio
Pato: Ah, cierto. El precipicio.
(Y todo, sin hesitar, sin reírse, sin titubear. Duran un buen rato hasta que uno de los dos suelta la risa.)

Curiosamente el diálogo absurdo los entrena para el diálogo filosófico verdadero. Las veces que nos hemos reunido en torno de un tema complejo y abstracto, noto que usan los mismos vericuetos del pensamiento, y llegan lejos.

"Pensando sobre las nuevas conexiones de neuronas, armo nuevas conexiones de neuronas"
Ejemplo de redundancia o tautología, según Pato.

4 comentaron esto...:

Flacus dijo...

y que les dure...

VeRa dijo...

Son un tesoro.
Y como dice la biblia
"donde está tu tesoro, allí está tu corazón"
;)

Anónimo dijo...

Igualitos que la madre, pero con mucho menos miedo. Bah, a esta altura de su vida, no se a que cosa puede tenerle miedo la madre...

Anónimo dijo...

Me alegro de verte

About