Ese era el nombre de un tema musical en portugués...nunca lo entendí del todo pero... caramba! esa expresión! "Por la luz de los ojos tuyos" se me antojaba de una extrema profundidad y energía.
Cuando yo era pequeña, mi abuela decía que si mentíamos, nos pasaba por los ojos una colita de diablo, con lo cual ella se daba cuenta de inmediato que estábamos faltando a la verdad.
Análogamente, al ser sinceras, el ala blanca del angelito de la guarda hacía su fugaz aparición.

Te cuento algunas miradas. Miradas que me estremecieron y se han quedado por siempre conmigo:
* Mi abuelo Juan se moría, ya no hablaba, nos quedamos a solas en su habitación, me miró pidiendo algo imposible e inexplicable. Sé que no quería vivir así, quería irse ya, lo dijo con los ojos, llenos de desesperación y de imposible.

* Zoológico de animales sueltos. Estamos por regresar al micro y un mono araña se toma de mi mano, se balancea, se acomoda como para irse con nosotros, a upa, de contrabando. Miro sus ojos y me sorprende un profundo carácter humano en esa mirada. Me causa una especie de fascinación, un revuelto en mi interior de frío, cercanía, horror. "Hay un ser humano allí adentro" atino a pensar. Por un instante, esperé que dijera alguna palabra...
* Nació mi segundo hijo, Patricio. Salió de la noche tibia de mi panza al mundo de luces frías de la clínica. Apareció con los ojitos muy abiertos, el ceño fruncido, mirando... Lo apoyé sobre mi pecho y sus ojitos oscuros e inquisidores seguían abiertos, como preguntando "sos vos, mamá?"
* La mirada de Osho, en fotos, en videos, en los libros. Llena de alegría y de sosiego, llena de picardía, de goce, de una tremenda paz. Sobrecogedora.

* Los bebés, en general. Miran sin pudor, sostienen la inspección ocular con desparpajo. Miran con curiosidad sabrosa e inocente. Tardarán unos años en aprender el maldito truco de "desviar la mirada".
* Y el amor...el amor... El amor cuando te mira, te desnuda y te viste a su manera.

El amor cuando trepa hasta los ojos está perdido: por esas fuentes desborda sin remedio, en lágrimas o en risas, en recorridos minuciosos o en duermevelas de besos y tentaciones...Como quiera que sea, por allí se destila sin remedio la claridad del amor cuando éste se manifiesta...

Y mis ojitos pardos, esas ventanas abiertas de par en par al mundo -que me convence de que estoy aquí para ser feliz- buscan siempre otros ojos para cruzar esa luz...

0 comentaron esto...:

About