¿Será tanto así, atormentado Rubén Darío? ¿Será más dichoso el árbol, más dichosa la piedra, menos apesadumbrados quienes no se sienten vivos? ¿Será que estar vivo conlleva sufrir? Yo no quiero más de esto...
Dice mi hija -que es una niña sabia- que debería probar alguna emoción fuerte, para que se me quite el sabor amargo, aunque sea por un rato. ¿Y qué podrá ser? Tendré que detenerme a pensar...

12 comentaron esto...:

Anónimo dijo...

Cuando lo sepas,,,amiga Vera,,,
pasame el dato,,,
que emociones fuertes quitan el sabor ácido,,,amargo,,,pesado,,,
estoy necesitando algo de eso,,,
porque tampoco quiero más de aquello,,,
y no me resigno a que debamos convertirnos en piedra,,,porque vivir implique solo sufrimiento,,,
y acá viene a mi memoria,,,mis dos partos,,,mis dos peques ya más crecidos,,,eso si ha sido una emoción fuerte,,,y por eso reniego de convertir una parte o a casi toda la vida en una dura piedra,,,
pero,,,alcanza solo con eso?
un abrazo
PD perdon si he sido un poco desordenada en mi texto,,,estoy teniendo unos dias de piedra,,,

VeRa dijo...

Si algún día lo averiguo, estoy completamente segura de que pasaré el dato. Tengo esa rara -y tal vez estúpida- cualidad de compartir inmediatamente lo que aprendo.

Ayer justamente otra amiga me aconsejaba no sumergirme en el trabajo (que es lo que trato de hacer)sino en los afectos más cercanos: los hijos, los hermanos...
Pero también me pregunto ¿alcanza solo con eso?
Y también: si me refugio en ellos... no los agobiaré con mi trsisteza? No será demasiada carga para ellos?

Digo lo ke ya dije...me aturde el dolor de mi corazón...me cuesta pensar...
Pero debe haber alternativas.
Pensemos más
Meditemos más

Todo...más

Anónimo dijo...

en primer lugar gracias por tenerme en cuenta para el dato,,,
en segundo,,,solo mi humilde opinion: NOOOOOOO,,,no te refugies ahí aunque te lo ofrezcan,,,los cargamos demasiado y el agobio al corazon crece más,,,
sí me quedé pensando en algo que a lo mejor ayude: dejar que el aturdimiento del corazón llegue a su límite,,,quizá deje de aturdir y se convierta en música,,,- nada se pierde con probar -,,,
y muy por el contrario de lo que pensas,,,no hay ninguna rareza ni estupidez en compartir lo que se aprende,,,allá quien lo quiera aprovechar,,,mientras tanto creo que es algo noble y hay que ser valiente para compartir,,,
un abrazo

Una Ardilla dijo...

Y bueno... aquí estamos. Es claro que ya tenemos cicatrices en el alma de heridas profundas y muy dolorosas. Todas tenemos recetas, porque funcionaron para nosotras. Tal vez ese sea el misterio: encontrar qué funciona para una misma. No siempre la misma combinación resulta. A veces hay que hacer modificaciones. Algunas convalecencias duran más, otras menos (¡incluso menos de lo que esperábamos!), pero siempre aprendemos algo nuevo. Porque podemos reducir este dolor sin medida a algo que, querida Vera, conocemos bien: aprender. Pero sabemos que nunca cabe mejor el viejo dicho: "la letra, con sangre entra." De a poco, aferrándonos a las piedras como un escalador, vamos diferenciándonos del objeto de nuestro amor sin límites, hasta darnos cuenta de que somos otra persona, distinta de aquélla. En pequeñas afirmaciones, va surgiendo nuestro Yo, con fuerza, con ánimo, con ánima. El sentimiento, el dolor, se apagan (apagarán) con el tiempo, pero resurgimos, como la mariposa de una crisálida.

Sé que lo dicho no calma tu dolor. Lo sé duramente. Pero, esto que ahora parece eterno, no lo es. Esa es una certeza.

¡Arriba, Verita! ¡Ud. vale la pena!

VeRa dijo...

Necesito





urgentemente






cicatrizante

Anónimo dijo...

para una persona muy especial,que con sus palabras a llegado a mi corazon......... siempre leo tu blog,

un beso enorme !!!!

C.G

Anónimo dijo...

Muchas veces las heridas,
son del alma,y no hay,
cicatrizantes para curar
tanto dolor.
El tiempo,es tu aliado
no dependas de el.

VeRa dijo...

Que no dependa del tiempo...?
O que no dependa de "él"?

Amiga...aclareme el punto

(o es acaso...un amigo?)

Anónimo dijo...

Amiga o amigo ( lo mismo da).
Pensandolo bien!, no dependa
ni del tiempo, ni de El...
Le puedo asegurar, firmar y sellar
que los años,me han dejado...
cicatrices, ( como usted bien lo dijo)imposibles de cerrar,quedan
de por vida,abiertas y supurando.
Y disculpe que insista! NO IDEALIZE TANTO!AMIGA VERA!
(Pongase, por un momento, en otro punto, cardinal, y de alli vera,
el resto,con distinta optica)

Anónimo dijo...

He tenido un error,
por eso hago una salvedad
en lugar de vera es vea...!saludossssssssssss

Anónimo dijo...

QUERIDA VERA:APESAR DEL DOLOR Q HAY EN TU CORAZON,DEBES RECORDAR UNA COSA MARAVILLOSA QUE RESULTO DE TODO ESTO: HAS AMADO.CDO EL AMOR LLEGA NO HAY PROMESAS DE Q DURARA PARA SIEMPRE.ENAMORARSE ES COMO CAER DE ESPALDAS Y ESPERAR Q ALGUIEN TE SOSTENGA.A VECES TIENES SUERTE PERO OTRASVECES TERMINAS EN EL SUELO.PIENSA EN AQUELLOS QUE JAMAS DISFRUTARON DE ESA FELICIDAD QUE VIVISTE, FUISTE AFORTUNADA, AL HABER TENIDO LA POSIBILIDAD DE AMAR.FUERZA MUJER , QUE NOSOTRAS PODEMOS CON ESO Y MUCHO MASSSSS...Y SIGUE ESCRIBIENDO COSAS TAN BELLAS ...PERO NO TAN TRISTES PORFA ,QUE ME DUELE EL CORAZON.....UN BESO GRANDOTE....Y RECUERDA QUE EN ALGUN LUGAR HAY ALGUIEN QUE REZA PARA QUE TUS HERIDAS SANEN Y VUELVAS A SONREIRRRR.....CON CARIÑO C.G

Chile dijo...

Querida Vera:
Como siempre llego tarde a todos los sucesos. Demasiado chico para la revolución(cuando ella se mezclaba con mis juegos infantiles, cuando todo Santiago bullía de ganas de cambio, cuando la famosa lucha de clases distaba de ser una frase célebre), demasiado joven para el exilio( el exilio te lleva a envejecer demasiado rápido); así, cuando me conociste, tenía varios pelos más, pero era mucho más viejo de lo que nunca seré.
Hoy llego tarde a tu dolor, me aflige no haber estado allí para el instante exacto de tu estupor, para el instante certero en que tu corazón se sintió de piedra. Solo te repito amiga porque sé, por experiencia, que lo que dices es verdad, pero sé también que mañana( qué tiempo enorme es mañana¿no?) tu corazón volverá a ser tu corazón y no el de Darío, acobardado como todos por el dolor,por la pérdida de la juventud, por el miedo a la muerte pero, por sobre todo, por miedo al amor; el amor que congrega todas las dichas y todas las esperanzas pero que cuando muere( más que cuando solo falta), congrega tras de sí todo el dolor y esas ganas absurdas pero verdaderas de preferir antes la muerte que ver a tu amor partir.
Ahora llego tarde a tu blog, porque tu viejo amigo siempre está con esa riña fascinada con la tecnología y sabe que este correo tiene más forma de respuesta a tu blog que otra cosa. Perdoname también esta tardanza, ya pronto me pondré al día con la tecnología pero sobre todo con estar allí al alcance del dolor de mi amiga.
Pensando en ti me puse a escuchar esos viejos temas del joven Silvio( qué bien envejecen Óleo, Ojalá y otras tantas), qué bien dicen las cosas que a todos nos siguen pasando. Ojalá querida amiga leas esto antes de verme. Tú sabes que a veces me expreso mejor cuando escribo que cuando hablo.Igual hoy nos vemos.
Un abrazo enorme querida.
Tu clásico, o simplemente antiguo, amigo Chile.

About