Cierto es que la frase "Sólo sé que no sé nada" se la atribuyen a Sócrates y no a su famoso discípulo. Pero Sócrates jamás escribió una línea, tan confiado estaba de la pequeñez de su preciado mundo y de la energía de sus palabras clavadas como ascuas vivientes en la mente de sus jóvenes seguidores.
En cambio Platón sí se dedicó a consignar con exquisitez y pulido lenguaje las enseñanzas de su Maestro. Ejercitó bien la memoria. Me lo imagino a Sócrates como un anciano de mirada profunda, recorriendo las calles de Atenas con un enjambre de adolescentes alrededor, quejándose de la política y de la religión, de las opiniones de sus padres y de la moda de la sandalia con túnica.

A Platón en cambio, lo imagino como un filósofo jovial y un poco cobarde, hay que decirlo. Sus biógrafos hablan de la profunda impresión que le causó el juicio y la condena de su Maestro. Pero bueno, por las dudas, rajó de Atenas. Así que mi imagen mental de él es más bien un muchacho ruludo, bien educado y bien servido, contando las anécdotas de sus viajes por Siracusa y por Egipto.
Y es que no es poca cosa caer de invitado en la casa de Euclides o de Dionisio.

Yo, como mucho, tengo el recuerdo de haber ido a La Rioja a visitar al exótico de la familia, el tío Pepe. Tengo bien presente la sensación de irrealidad que me produjo el entrar a su "estudio".
Este hombre de brazos huesudos e ideas de ultra derecha, que vivía en un ranchito sin luz eléctrica, sin gas, sin agua corriente al pie del Famatina tenía, no obstante, un precioso estudio construido integramente en piedra. Allí había anaqueles, una mesa inclinada de redacción, un taburete, libros prolijamente ordenados, y una ventana formada por cuatro placas de vidrio biseladas a través de la cual entraba, como una bendición de Dios, la miel de la luz de la tarde.
Allí, desde ese sitio, él se sentaba y garrapateaba sus artículos para "La Prensa", que despertaban la intriga y la empatía de unos cuantos lectores. Creo, nadie sabía la vida de ermitaño que él llevaba allí: sus notas hablaban sobre la convivencia, el futbol, las costumbres de la ciudad, la floración del algarrobo...
Algo no encajaba! (pero quizás era, nuevamente, yo...)

Mi tío abuelo, sospecho, ejercía la misma ignorancia modesta y despreocupada que Platón: no sabía nada. Pero simplemente, no le importaba.
Para mí.... este señor Platón obraba tal como hago yo con este blog: mezclaba datos de su vida cotidiana (que habrá sido más variada que la mía), hacía memoria de algún diálogo divertido o irónico, nutría sus Obras con saberes de otros colegas, cuidaba su lenguaje, balanceaba con mayéutica proporción las preguntas y respuestas de sus escritos, buscaba un poco de belleza usando les mots qui van tres bien ensamble...y de vez en cuando supongo que también se sentaría a escribir bajo los efectos de alguna abundante bebida fermentada...

Vivió en un buen momento, en el que la mayoría de las grandes ideas estaban vírgenes . No existían los críticos literarios, ni las nominaciones para el Nobel, ni los ingenieros civiles ni los refutadores de leyendas. Se podía dar el lujo de torturarnos con la alegoría de la caverna.

Y todo esto lo digo para explicarle a Niko que no se trata de que la Filosofía es compleja ni dificil.
Yo puedo filosofar también en mi blog. Mi tío Pepe filosofaba en su desierto de piedra. La protagonista prehistorica de
la novela que estoy leyendo, también filosofaba ( y cómo!)
No es que Platón lo hacía sin errores. Es que tenía muchas y buenas fuentes para el delirio.

No es que sea MENOS importante una charla sobre el amor o la lealtad.

Es algo mucho más simple, Niko: Platón no sabía nada.

2 comentaron esto...:

Euclides, el punto dijo...

EEPAA!

Socrates sin dedo!!
Platon sin mano!!

y detrás de Platon el blog de veramarina?

Que minusa soprendente, che.

VeRa dijo...

Euclides, el punto!!!
NADA MENOS!!!

Y mire usted, solo se fija en la figurita!!
Parece un adolescente! que verguenza!!

pero muy muy bien observado: a uno la falta la mano, a otro el dedo acusador.

Y si, "fetivamente" detrás del joven Platón se supone ke se ve mi blog. Je.

About