.:.

1:01 a. m. | 7 Comments

MAGIAPALABRA
Un tipo se dirige a otro llamándolo "juntaletras" para insultarlo.
"Aprende a escribir bien, juntaletras" le espeta, con desprecio y superioridad.
Parece que el insultado ha profanado algo misterioso, delicado, valiosísimo: las palabras.
Esas unidades de sentido que nos nombran, nos inventan, nos señalan. Que nos permiten capturar un momento, empezar la historia, recordar más allá de nuestras endebles pláticas.
Siento un enorme respeto por las palabras. Sé que algunas de ellas pueden salvarnos.
Sé que existen palabras capaces de provocar la cura o la redención. El velo de mi paladar conoce el sabor de la palabra que no he pronunciado a tiempo. La fina percepción de mis oídos sabe de sobra cómo es de hondo el silencio de las palabras que no escuché.
Hay mucho de magia en el lenguaje humano. Quién sabe, como dice Yourcenar en Opus Nigrum, hay magia en todo. O la había:

"En cierto sentido, todo era magia: magia la ciencia de las hierbas y de los metales, que permiten al médico influir sobre la enfermedad y el enfermo; magia la misma enfermedad; magia el poder de los sonidos agudos y graves, que inquietan al alma o la sosiegan; magia sobre todo el virulento poder de las palabras, casi siempre más fuerte que las cosas y que explica los asertos del Sepher Yetsira, por no decir del Evangelio según San Juan. El prestigio que rodea a los príncipes es magia y magia los negros cadalsos y los lúgubres tambores. Mágicos son por fin el amor y el odio, que imprimen en nuestros cerebros la imagen de un ser por el que consentimos dejarnos hechizar."

Todo es magia: dejarnos hechizar por el amor, dejarnos arrasar por el odio. Hay magia en los asertos del Sepher Yetsirah...el libro sagrado donde Abraham monologa, el tratado poético, matemático, combinatorio, que se considera el inicio de la doctrina de la Kabbalah (hoy de moda gracias a la contribución de la pop star, Maddonna...pobres estudiosos de la kabbalah, tener que bancarse por semejante puerta de entrada a la oleada de nuevos aprendices por esnobismo...)

Una de las preocupaciones claves de la Kabbalah es la búsqueda del nombre de Dios. No se ponen de acuerdo los místicos acerca del número...unos dicen que son 72 , otras culturas hablan de 99, otros de unos mil (cuyo conocimiento estaría repartido equitativamente entre los grandes profetas y sabios) y don Arthur Clarke se aventura con un número más ampuloso. Él habla de los 9 mil millones de nombres de Dios y se lanza a imaginar una comunidad de monjes tibetanos abocados a combinar pacientemente a través de los siglos todas las opciones posibles para escribir ese Nombre. La palabra entre las palabras.

La tecnología mete su cola, acelerando la producción de combinaciones, según ciertas reglas , y... Bueno lean el cuento si aún no lo hicieron. Es breve.

Me he preguntado si también a alguien se la ocurrió ya la idea de entrenar a una máquina inteligente para leer los libros sagrados al estilo que plantea la kabbalah: tomando en cuenta las letras escritas pero también los espacios en blanco. Me imagino que aún no existe semejante monstruosidad metiéndose con la sagrada magiapalabra del misticismo...

Después de todo, no nos sentimos tan terrenales, tan hiperconscientes de la materialidad de la existencia como para permitirnos de veras desconfiar del valor mágico de ciertas palabras. Dios es grandeAlbergamos la misma esperanza mansa y reconfortante que en otros tiempos nuestros antepasados depositaron en sus brujos, chamanes, machis o curanderos. Sólo que cambiamos de destinatarios. Tenemos a la medicina, a la ciencia, a la publicidad, a la política.

Esperamos que sus palabras nos resuelvan cosas, nos curen, nos aumenten el sueldo, nos borren las arrugas,nos perdonen, nos quieran. Les tenemos fe. O seguimos sintiendo, secretamente, su magia.

Abracadabra, magia palabra.

7 comentaron esto...:

Nico dijo...

Hago un aporte que lei en un libro de O. y Gasset. ya que mencionas esnobismo, esa palabra viene de la epoca medieval en Inglaterra se describía a las personas "ordinarias" con las letras s. nob. que significaba sin nobiliare o sin titulo de nobleza. de ahi viene la palabra snob. Saludos y como siempre leerte es un placer.

Flacus dijo...

Hola Vera,

Que gusto ha sido pasar por aquí hoy !!

Ha ratificado de la mejor manera mi percepción de los otros días, acerca de su amor por las palabras.

Además, como si esto fuera poco, ha explicado (mejor que yo), porqué mi espacio tiene el nombre que tiene !!!

Encima, menciona al Arturo Clark, uno de mis ídolos tanto como escritor como divulgador de ciencias !!!

Le dejo, como un extraño agradecimiento, un anticipo de lo que tal vez explaye algún día en mi blog (y que verá, al final, que no es nada original, como es costumbre en mi). De alguna manera está relacionado con las palabras y los textos:

Suponga un cuento de unas 10.000 palabras.

Suponga que esas palabras pueden formarse con todas las letras del alfabeto, y con los caracteres especiales, números y espacio.

Podemos decir que el total de caracteres sume aproximadamente unos 40? 50? Tomemos 50, total es casi lo mismo para lo que le quiero contar.

Una computadora que combine a los 50 caracteres de todas las formas posibles hasta formar las 10.000 palabras emitiría un total de "50 seguido de 10.000 ceros" cuentos.

En esta cantidad de cuentos estarían escritos todos los cuentos posibles.

Estarían todos los comentarios que Ud. ha escrito, los que escribe en este momento y los que escribirá, hasta completar las 10.000 palabras.

Hallaría allí una historia de su vida, resumida en 10.000 palabras.

E historias de vidas suyas que no fueron.

Estaría la vida de todas las personas del planeta, resumidas en en 10.000 palabras.

Entre otras tantas cosas.

En realidad, esa computadora emitiría una enorme, abrumadora, mayoritaria, cantidad de textos sin sentido alguno.

Un cuento sería todo espacios.

Otro sería todas letras "a".

Un cuento me daría como héroe, y otro, casi igual, como villano.

Va siguiendo la idea?

Si le parece difícil que todo lo posible de escribirse esté incluído en el número que le indico, piense Ud. que si cada cuento fuera un átomo, tendría disponible material para crear una cantidad inimaginable de Universos como el nuestro (la cantidad de partículas en nuestro Universo es de 10 seguido de 80 ceros... solamente!).

Cómo diseñaría Ud. a su Universo?

Cómo sería el cuento de 10.000 palabras que Ud. escribiría, sabiendo de antemano que la cantidad de opciones disponible es virtualmente infinita?

Cómo diseñaría su vida, sabiendo que tiene Ud. el poder de elegirla entre "50 seguido de 10.000 ceros" de posibilidades?

Como le decía anteriormente, encontrará estas ideas en otros lados. En uno de los casos que recuerdo, la computadora es reemplazada por un ejército de monos que teclean al azar.

El concepto es el mismo.

En otro cuento (historieta, en este caso) de Milo Manara, la idea se resuelve de una forma genial, y graciosa. Lamento no poder referenciarle cómo encontrarla, pero la historieta se llama "FON".

No le cuento porqué, porque le arruinaría el gusto al cuento !!

VeRa dijo...

Gracias nico!!!
Lo tenía lo de SNOB. Actualmente no se dice con el mismo sentido, pero igualmente entendemos...
Acá en Argentina les decimos simplemente "mandapartes"
jaja

VeRa dijo...

Gracias también a Ud, Flacus!!
Creo que la idea de la combinatoria de letras para producir palabras, que a su vez producirian (por azar, o por amontonamiento) textos, creo que la habré leido en algun cuento de Borges.
(deberia chequear...no sé si es así...pero casi que si)

De todas maneras....no me cierra.
Será muy matemático, muy ordenado y muy sarasa sasasa... pero a mi no me convencen de que de estas cajas chinas salgan historias.
Fragmentos, acaso?
Trocitos de sentido naufragando en vómitos de frases incoherentes?
Eso, como mucho.

Los tibetanos del cuento de Clarke calculaban su tarea de combinar e imprimir los millones nombres de Dios en unos... 15 mil años...díás más, dias menos.
Y solo para redactar UN NOMBRE!!
No kiero ni pensar en escribir un comentario en mi blog con ese método tan poco práctico!!
jajajaja

Gracias de nuevo
:)

El Señor de Monte Grande dijo...

Es verdad que existe cirto "snobismo" en mucha gente que se acerca a alternativas para ver si encuentran la magia ncesesaria para hacer de sus vidas algo soportable, como paradoja son cosas bien manejadas por la magia de las palabras de publicistas y "chantas" que abundan y a granel en este mundo y como sabemos hay clientes para todos.
Pero quien se toma el tiempo para escribir,leer e interpretar palabras propias y ajenas creo esta aprovechando la verdadera "Magia" de las palabras.

Un abrazo desde MG

VeRa dijo...

Gracias por su visita Sr de MG
Yo también la mando un abrazo desde Monte Grande

(somos vecinos!! que raro toparnos por la red!! no?)
Salut

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

About