Mili me ataka
Somos despiadados con los que decimos amar.
A quienes conocemos menos, podemos lastimar menos.
Podemos decirles palabras en general, globales, universales. Insultos clásicos, críticas clásicas.
Se les olvidan al dar vuelta la esquina.

En cambio en aquellos que conocemos bien, sabemos dónde golpear.
Somos, lo repito, despiadados y precisos: Ese recuerdo que avergüenza. Esa carencia poco asumida. El monstruo de sus pesadillas. El defecto inconfesable.

Mi prima Vainilla (Skay) y yo opinamos que este asunto es una mera distribución de inequidades que deja al descubierto el esqueleto ácido y corroído de las envidias. Te tiran con artillería pesada...
Y por qué?
Por envidia malsana

Y quiénes?
Los que declaran que te quieren tanto y se preocupan tanto por tu futuro, por tu estabilidad emocional, por tu contrato de trabajo, por las condiciones de tus arruguitas y por el modo en que respondés las preguntas a tus hijos...
Los que exponen alguna de tus intimidades en una reunión de amigos y se disculpan ante el grupo, pero no ante vos...
Los que dicen "te lo digo por tu bien" y esbozan una media sonrisa...
Los que opinan con crueldad y suavizan el golpe con un "lo que pasa es que yo te digo las cosas como son"...
los que te juzgan sin compasión...
los que te juzgan sin justicia...
los que te juzgan...

Y... ¿Qué se hace cuando se detecta la maniobra? Yo no tengo brújulas en el corazón, así que en general no hago nada contundente.

Ayer me dieron unas ideas. Las tengo que ordenar, porque estaban bien. Las tengo que pulir, para que encajen un poco mejor con mi estilo...
Denme un día más.

2 comentaron esto...:

Anónimo dijo...

Para este tipo de personas nuestra sola existencia los ponen frente a un adversario temible.Tomar la palabra a modo de desahogo personal puede llegar a resultar productivo, pero no hay que esperar que ellos "recapaciten" o hagan un mea culpa porque sería inútil. Lo mejor es "no engancharse" y dejar que solos padezcan esa locura disfrazada de sinceridad y frontalidad mientras uno disfruta como puede de la locura que le tocó y/o elegió.
"La mejor distancia es la mayor"

Besos
Vainilla

VeRa dijo...

Locura disfrazada de sinceridad...!!

Es como lo de lobos con piel de cordero...no?

About