Es uno de esos días
en los que una mamá quiere
hacer magia para que su niño
se sienta -de nuevo- feliz.

Dicen por ahi que uniendo las letras de la palabra mágica "ABRACADABRA" los gnósticos creían poder curar enfermedades. Las letras se escribían en un pergamino virgen con forma de letra griega delta de la siguiente forma:

A B R A C A D A B R A
A B R A C A D A B R
A B R A C A D A B
A B R A C A D A
A B R A C A D
A B R A C A
A B R A C
A B R A
A B R
A B
A

Después, el pergamino se doblaba y se colgaba con una cuerda de lino al enfermo.
La letra A representa la unidad del primer principio, el agente intelectual y el activo.
La A unida con la B representa la fecundación del binario por la unidad.
La R es el signo del ternario que representa la fusión que resulta de la unión de los 2 principios. El número 11, el total de las letras de abracadabra, agrega la unidad del iniciado al denario de Pitágoras. El número 66, el total de letras del triángulo.
El número 12, que cabalístiacamente es el cuadrado del ternario y la cuadratura mística del círculo.
Una contundente y simple narración de Galeano, recupera también esa palabra. Mírenla aquí.
~*~
Hasta el "abracadabra" iba todo bien. Se empezó a poner demoníaco cuando apareció la pata de cabra...




Recuerdo que cuando era (más) pequeño, mi hijo Pato nos deleitaba cantando en media lengua la canción de la Brujita Tapita. En una parte, justamente cuando la mini hechicera recitaba el conjuro, Pato alteraba levemente el orden de las sílabas y decía: "abra las patas! cabra! las patas!" (lo cual era, a todas luces, más lógico a su entendimiento que eso de "abracadabra, pata de cabra")
Lástima que en cuanto se dio cuenta de la gracia que nos causaba, se cuidó muy bien de no repetirlo. Somos groseramente indiscretos con nuestros propios peques...
Y no sólo cuando son graciosos. Tenemos tanto que aprender...
~*~
En esos mismos años, meses más, meses menos, Silvio escribió una canción llamada también Abracadabra. Cuenta, a propósito del tema: "Hace unos meses vinieron a casa unos amigos y me alertaron sobre todo tipo de hechizos siniestros que amenazaban cada rincón de mi existencia. Ante tal peligro no tuve otro recurso que elaborar este sortilegio de resguardo"
En esa canción decía , compasivamente:

"Abracadabra, curandera mi palabra.
Todo mal pone bien
sana del odio y vacuna también.
Abracadabra,siga la pata en su cabra,
girasol, alhelí,la mariposa besó al colibrí."


Yo digo que ante el peligro de la angustia y el desasosiego que se cierne sobre mi reflexivo Patricio, no me queda más recurso que mi palabra. Mi palabra dicha con todos los lenguajes que compartimos, desde el más vulgar hasta el más etéreo, inaccesible, silencioso.
Que voy a confiar en que sea curandera mi palabra.
Que no hay necesidad de sacarle ninguna pata a ningún animalito inocente.
Que toda la magia se reduce al deseo de paz y bien para aquellos que amamos.

Vamos mi Patito, arriba.
ABRACADABRA, SIGA LA PATA EN SU CABRA!

2 comentaron esto...:

Anónimo dijo...

si eso las palabras y algunas cosquillitas, en la cama mejor, con las patas entrelazadas, con canciones de "cuando era chiquito" con aquellos mimitos que le haciamos para dormir, y mas cosquillitas...palabras y manos magicas...
vamos mi patito mio tambien!!!!!!
la tia pachi

VeRa dijo...

Snif... Snif...

Gracias por los consejos.

ailoviu

About