Después de autocastigarme escuchando con lágrimas en los ojos todos los temas melanco posibles... hasta los más irreproducibles y abyectos (y emocionarme IGUAL! dios!)
Después de andar destilando aquí y allá el Licor de la Pena Difusa...
Después de la lamentación (Job tiene poco que envidiarme, en determinados momentos) ...
Después de la breve noche del sollozo...

...esta mañana no sale el sol.
...no se me revela una verdad que anduve buscando.
...no reaparece un antiguo afecto, ni siquiera metamorfoseado en otro sentimiento.
...no me levanto con un ánimo de perlas y sonriente.

PERO!

...Suceden tres o cuatro nimios detalles que atraen mi atención sobre otras personas y sobre las circunstancias que están atravesando.
Recibo tres mensajes, de distintas esquinas, los tres dicen que me consideran, que me esperan, que han resuelto algo teniendome en cuenta. Alguien acomoda mis horarios y consigue que no pierda una oportunidad de trabajo. Alguien buscó en su placard el saquito que va perfecto con algo que debo usar. Alguien dice a otros que me llamen a mí para solucionar un asunto necesario y urgente, con la total confianza de que lo resolveré.

Bueno, de qué me quejo.

El Universo debe estar funcionando como Dios manda. Quizás Dios no manda nada...y el Universo toma sus propias decisiones y modula una que otra mutación, apelando a la bonita figura del efecto mariposa.
El chiste es poder estar atenta y percibirlo. O apenas sospecharlo.
El chiste es, además, tener el corazón dispuesto para el agradecimiento, así como de rápido se dispone para meterse en la piel del "pobre de mí".

En fin...dicen que de esto se trata la rueda del Karma.
Hay que girar con ella en vez de resistir la excentricidad.

3 comentaron esto...:

Anónimo dijo...

Estoy, algo herido y maltrecho, pero estoy...
Besos.
H.H.

VeRa dijo...

te kiero

VeRa dijo...

Me gustó ese verbo por ahi disparado:
"me subyuga tanto lo que escribís..."

Que bonitoooooooooooooooo!!
Gracias again.

About