No sueño con castillos, ni con viajes exóticos, ni siquiera con autos de levantavidrios eléctricos.
No es que no me gusten los castillos, o las casas bellas.
No es que deplore o me sean indiferentes los viajes. De hecho me encanta viajar. Viajando más seguido o más lejos, tal vez me volviese más “encantadora” ;-)
Y no es que me tengo por una asceta que anda a pie para evitar la contaminación ambiental por hidrocarburos. No tengo auto -¡por ahora!- así que simplemente lo asumo. No es grave ni desesperante (diría mi hermano)

El caso es que tengo fantasías románticas.
Ah, sí.
Netas y despojadas fantasías.
Algunas las visualizo como en una duermevela de domingo de lluvia: imágenes borrosas, sensaciones huidizas, alegorías inconclusas del corazón.
Otras son vívidas pretensiones.

He descubierto que, no por ser modestas, no por ser claras de comunicar, mis fantasías son fáciles para cumplir. Debe ser que requieren componentes que no se obtienen en el mercado.

Dicen, lo he leído en alguna parte, que algunos deseos es mejor no cumplirlos nunca, dejarlos en el eterno horizonte de lo posible. Que una vez cumplidos, todos los caminos que nos llevaron allí dejan de tener el sabor que solían…

Una vez, por sugerencia de un maestro, hice una lista de deseos para mi vida.
Bueno! Suena ampuloso, pero estaba redactado en un plano factible. Enfocado.
Un amigo que leyó la lista (por error) me hizo notar que mis deseos eran aparentemente viables pero profundamente complejos. Que además, tenían pocos componentes “materiales” y era eso justamente lo que los volvía arduos.
¿Fue una crítica? ¿O un halago? ¿O una observación neutral?
No lo sé. Sé que revisé y le di la razón: muchos deseos en el plano de lo emocional y lo afectivo. Aunque creo que el 90% de la gente haría algo parecido a mi discreta listita.
Y habrá de igual forma quienes centren sus fantasías en "cosas" y "bienes".
Pienso: ¡Pobres de los que tan sólo desean tener un auto nuevo! ¡Pobres, los que sueñan con joyas, con ropas caras, con cubiertos de plata, con objetos y artefactos que no harán otra cosa que apresarlos cual feroz constrictora! Pobres…los que sueñan con cosas alcanzables y tangibles… porque si las consiguen se sentirán vacíos y si no las consiguen se sentirán inútiles.

Yo sueño con un trigal… un trigal maduro…
No puedo ponerme a explicar esta modesta fantasía.

Los que se contentan con menos, no entenderían.

3 comentaron esto...:

Anónimo dijo...

Niña: ¿Cómo que no se puede explicar esa "modesta fantasía"?
Busca las palabras,vamos, quiero estar enterado.
Jurjurjur...

Anónimo dijo...

Y Yo tambien, sobre todo si esas modestas fantasías, tienen algo que ver con esos dorados trigales, que abundan sobre todo, en estos eneros tan estíos.
jalale, mujer!!!
Auguy

VeRa dijo...

jálale?
jurjur?

che pueden hablar en cristiano?

jejeje

About