Aqui van diez consejos. En verdad hay muchos más. Pero para empezar...

  • Establecer relaciones
    Aceptar ayuda y sostén de personas que te quieren y te escuchan.
    Ayudar a otros que le necesitan también puede ser de beneficio para usted
  • Evitar ver las crisis como obstáculos insuperables
    No podemos evitar que ocurran cosas desagradables, pero si podemos cambiar nuestra reacción hacia ellas.
  • Aceptar que el cambio es parte de la vida
    Esto implica también aceptar que habrá algunas circunstancias que no podemos cambiar.
  • Movernos hacia nuestras metas:
    Como decía Chechu “yo soy una rea – lista” Planificar algunas metas realistas regularmente. Aunque nos parezca un logro pequeño…En vez de sufrir por enfocarse en tareas titánicas, preguntarse cada día: “Qué cosa sé que puedo lograr para acercarme a lo que quiero?
  • Ejercer acciones de decisión, tomar decisiones.
    Actuar en situaciones adversas lo mejor que pueda. Quizás no hagamos lo mas correcto, pero decidir es mejor que ignorar los problemas y las tensiones y desear que desaparezcan.(además…así NO desaparecen)
  • Busquemos oportunidades para descubrirnos a nosotros mismos.
    En trances difíciles la gente a veces aprende algo sobre su persona y hasta puede que se den cuenta de que han crecido como resultado de su lucha con la adversidad. Esto redunda en la sensación de mayor fuerza personal aun cuando se sienten vulnerables, la sensación de que su auto-valía ha mejorado, y su espiritualidad es mayor.
  • Cultivemos una visión personal positiva.
    Al desarrollar confianza en nuestras habilidades para resolver los problemas y confiar en nuestros instintos ayuda a construir la resiliencia.
  • Mantengamos las cosas en perspectiva.
    Aun cuando enfrentemos momentos muy dolorosos, tratemos de considerar esa situación en un contexto más amplio y con una visión a largo plazo.
  • Nunca perdamos la esperanza
    Una visión optimista funciona como un inversor de la famosa ley de “causa-efecto”: si esperamos lo bueno, aumentamos las posibilidades de que ocurran cosas buenas en nuestras vidas. Hay que tratar de visualizar lo que queremos en vez de preocuparnos por lo que tememos.
  • Cuidemos nuestra su persona
    No es bueno descuidar las propias necesidades y deseos. Al contrario, mostremos interés en actividades de disfrute y relajación. Un cuerpo ejercitado, alimentado y cuidado se encuentra listo para enfrentarse a las situaciones que requieren resiliencia.

    Y nadie dijo que sería fácil.

    Pero qué tal… posible…?

2 comentaron esto...:

La Pontiac dijo...

ay qué difícil.
podré?

VeRa dijo...

Pontiac!!!
me extraña!!
SOMOS MUJERES.
PODEMOS.

About