"¿Por qué será- se preguntaba Mario Benedetti- que mis poemas son siempre poemas de amor?" Amor de pareja, de patria, de compañeros que luchan, amor filial o paterno, amor apasionado, o duradero, o efímero como una brizna de hierba...pero poemas de amor.
Yo ya no me lo pregunto. Sé que aun cuando escriba sobre la inmortalidad del cangrejo (tema sesudo, si los hay) seguiré escribiendo, veladamente, astutamente, femeninamente sobre el amor. Sé que los vanos intentos por "hacer cosas" en la vida son una constante persecusión del amor y la aceptación. Claro, ni lo digas: esto suena a poema para el respaldo del asiento del colectivero de la 501... Qué se puede hacer si las grandes verdades son cursis!
Lo bueno de saber que una siempre está rondando al Amor, es que deja de sentirse estúpida cuando se siente absurdamente feliz por dar o recibir muestras de amor.
Muestras de amor: muestras gratis...todas las muestras del amor son gratis...y todas son en pequeñas dosis. Si así no fuera, nos incendiaríamos mutuamente los humanos en las doradas combustiones del éxtasis. En cambio, las muestras gratis del amor son vislumbres, son bufanditas para abrigar esperanzas, son el sabor acidulando la lengua y prometiendo que habrá más.
Como todas las breves dosis de algo apetecible, dejan el doble relumbre de su belleza y de su falta. Cuando escasean las muestras de amor, nuestros días se tornan desdichados o simplemente neutros. La neutralidad de las piedras, de las ramas secas, de todo lo insípido.
Por el contrario, cuando somos aunque sea fugazmente conscientes de que el amor nos está rodeando y marcando la piel con sus destellos, el mundo se convierte súbitamente en un sitio apacible, o alegre, o peligrosamente hermoso.
(Me han recetado que tome muestras de amor a diario. Se agradecerá su donación)

2 comentaron esto...:

Pontiac dijo...

y si...yo necesito dosis diarias

VeRa dijo...

los ke digan lo contrario...mienten descaradamente, pontiac

About