Este Yin Yang estaba en la mesa de un artesano que se dedica a crear paisajes preciosos, filigranas sutiles, hechizos pintados.
Los hace uno a uno, con paciencia digna de un maestro zen, usando la cabeza de un alfiler.

El dibujo quiso irse conmigo, ese mundo de noches y días, ese globo con unicornios y delfines, quiso ser mi cómplice en una historia que podré contar a mis nietitos, de cómo un hombre que estaba loco por amor, cruzó el océano, dijo, por mí.

Todo lo bello y luminoso tiene su punto oscuro.
Todo lo trágico y doloroso tiene su lunar de luz.

Me lo repito, siempre que lo recuerdo, en los momentos más agudos (buenos o malos). Me lo repito a mí misma. Algún día, además, lo aprenderé.

1 comentaron esto...:

pontiac dijo...

todo es ying.todo es yang.
Oscuro y claro.
Opuestos necesarios.
El arte se manifiesta en claroscuros,enseñoreándose con enfrentar lo diferente.

About