No iba a iniciar esta miniserie de posts así, pero en fin.
Fiel a mi autoflagelación blogoliteraria, que consiste en NUNCA editar los posteos, escribir como sale, soltar lo espontáneo (porque para detenerme a redactar tengo otros tres trabajos) me siento por fin con este tema y sale así "no todos los Hugos son Pardos"
Una paráfrasis no autorizada de que de noche todos los gatos son pardos, supongo.

A Hugo Pardo lo conocí de nombre por su blog (lo tengo en mi recorrido, desde hace tiempo) y en persona hace poquitos días, después de una charla que dio en la baqueteada aula 108 de Comunicación, en la UBA.

Dijo dos o tres cosas que me dejaron ganas de seguir conversando, pero claro, se me iban ocurriendo mientras volvía para mi casa. Ese maldito delay de mi cerebro...que se pone a restallar la fusta sobre mis cansados axones cuando ya no estoy de cuerpo presente donde debería. Bueh.

En su perfil en la red Infonomía, a la pregunta "¿que puedes ofrecer?" Hugo responde:
"Serendipia reiterada y focalizada, es decir capacidad de invención/descubrimiento amplificada y energía para trabajar en un nuevo campo de investigación como los mobile devices y las aplicaciones Web 2.0" (¡fa!)
Y alguien que es capaz de garantizar serendipia merece unos momentos de análisis, calculo.
Aquí los tiene, de mi parte.

La charla pasó revista a los siete principios de la Web 2.0. Bueno, como es "casi" mi tema en una materia que dicto, me parecían superconocidos los siete. Me sé hasta el orden, por poco
Lo que miré en ese momento fue otra cosa: las caras de los alumnos. Atentos, quietos, sólo subían y bajaban las cabezas tomando furiosas notas (analógicas, salvo dos o tres).
Cada vez que en la conferencia aparecía la frase "bueno, ustedes ya saben esto" yo miré ese bosque de rostros. No asentían, no negaban. Trataban de mantenerse a salvo poniendo expresiones neutras (recurso por excelencia del estudiante universitario masivo, seguir siendo un punto, uno más, una gestalt de ojos-nariz-boca que toma apuntes...)

Pero cada vez que Hugo afirmó "ustedes esto YA lo saben" ví pasar, en un destello ínfimo, en un instante digno de la publicidad subliminal, una expresión de susto por el mar de caras.
Acaso fuera "bueno, si ya lo sabemos, a qué repetir?" O acaso "ah, si?"
Pero me pareció, más de una vez, que el fantasma que flasheaba decía "no, carajo, yo NO lo sabía".
Me hizo pensar en cuántas veces uno, en conferencias, para no ir a menos en la consideración del destinatario, procede asumiendo que todos saben lo que no todos saben.
Pensé también en cuántas veces hablamos de los principios de la web 2.0, quienes los conocemos al menos un poco, dando por sentado que a todos les parecen justos y ad hoc.

En algún momento de la charla, Hugo habló de que una de las "nociones críticas" sobre la web 2 es que -paradójicamente- no se aguanta la crítica. No se puede criticar a la web 2.
La web 2 es buena, es libre, es democrática, es divertida y es moderna. Y si no te gusta la web 2, te tenés que callar.
No es políticamente correcto criticar cualquier objeto, aplicación o dispositivo que lleve el sello de ser dospuntocero.
(Le doy la derecha: eso efectivamente sucede. A mí, aunque me seduce mucho el fenómeno, me causa escozor intelectual esta actitud de muchos nuevos gurúes...)

A causa de esta tolerancia cero a la crítica, me parece que muchos jóvenes -muy nativodigitales ellos, muy facebookeros, muy conectados- se suben a la moda de las tecnologías y se excusan de preguntarse qué harán con ellas.
A causa de ese temor de quedar afuera que sentimos los naturalizados (porque, vamos, ya nos colgó el sambenito el apreciado Marc Prensky, tenemos más de 30, no somos nativos por mucho que nos esforcemos en gestionar bien nuestra información vital) es que a veces nos enrolamos en esta misma complacencia de lo nuevo porque es nuevo, de lo 2.0 porque es 2.0...
Tenemos tanto miedo de que nos acusen de obsoletos o de resistentes a la innovación, que no osamos contradecir a nadie que proclame que si no estás en las redes sociales -digitales- no existís.
Ponemos la misma cara de terror imperceptible ante el tono asertivo del "esto ya lo saben" pero nuestro terror es equivalente a "Dios mío, con que venía por ahi la cosa?"
Ahora bien: dos asuntos (más) que sucedieron en la conferencia, que me gustaría entrelazar aquí.
Uno fue un consejo contundente, basado en uno de los famosos siete principios.

SIMPLICIDAD, chicos y chicas.
No se enrosquen en el diseño cargado, en el formato 100x100 pulido, en complicados y estériles métodos de protección. Comuniquen de la manera más simple posible cosas que valgan la pena.
Incluso volvió a dar ese consejo en la rueda de preguntas del final.
Mejor SIMPLE, ligero, despojado, pero con buen contenido. Sabor, significado, valor.

Otro fue también un consejo, pero no-contundente. Me supo más bien a confesión (con-fesión: dar fe, declarar aquello que uno cree) y a un impulso de decírselo a quienes, por lo que fuera, se granjearon en ese momento la confianza.

Esto fue más o menos así:
"Que este país funciona mal, o no funciona, eso lo vemos. Que estamos acostumbrados a quejarnos, bien" (si mal no recuerdo, dijo que los argentinos somos muy quejicas, una palabreja espantosa, merecedora de la boca de Ned Flanders.) "que está muy bien quejarse y no callarse pero que eso no nos libra de la responsabilidad de hacer algo en este sentido"

Y decirlo ahí, en ese espacio, y ante esa parva de gente que miraba y anotaba con ojitos golosos, me pareció un gol de media cancha.

Por ahora, sumo en este post estas cuatro puntas
  • La de "Ustedes ya lo saben" (no, no todos lo saben, a ver qué hacemos con esto, ni ser pedantes, ni enladrillar más alto el muro nativos/inmigrantes, ni dar por supuesto que el mundo es mi pequeño, pequeñísimo mundo)
  • La de apuntar a lo simple y ligero. Simple, simple, simple.
  • La de generar contenidos de valor. Simple y de valor, en lugar de retorcido y soso. "El arma competitiva más potente es el conocimiento"
  • La de asumir una responsabilidad en este escenario.

Ya saben: háganlo simple, transmitan algo con sentido, y sean responsables por las consecuencias.


¿Pensará más o menos así Hugo Pardo?

Vaya usted a saber...


Próxima entrega: reflexión pascual sobre los walled gardens y los jardines de la victoria. Lo voy pensando, prometo escribirlo cuando encuentre el punto.

11 comentaron esto...:

Norma Cabrera dijo...

Dice Hugo que le encantó tu post, je je, lo dijo en Twitter y por eso termino leyéndote... Soy una naturalizada, por supuesto (y una más con incontinencia verbal :-) Aprovecho para preguntarte, si cabe esta duda en este espacio, qué opinás de Facebook y de Twitter a la luz de lo que decís de la Web 2.0. Yo estoy constantemente decepcionada con la primera y fascinada con el segundo (como en el truco :-) La SIMPLICIDAD de Tweeter permite que cada uno haga un recorrido, una "arquitectura participativa" realmente acorde a sus intereses (lo mío por ahora sólo es seguir a 10 personas que me vuelan la cabeza unas tres o cuatro veces por día). Pero Facebook... no hay caso, no le encuentro la gracia. ¿Está esto en alguna medida en sintonía con lo que planteás? (Ay, "escribir como sale, soltar lo espontáneo", nunca arrepentirse claro, en fin, pero perdón, por las dudas, y gracias por el espacio:-)

Norma Cabrera dijo...

bueno, ya, fue de atolondrada nomás, leí más despacio y vi lo de "proyecto facebook", seguiré con atención lo que se cuece por allí

VeRa dijo...

jaja
muy bien por el atolondramiento Norma

Lo de escribir como sale y sin red (sin red de contencion,claro, como los acrobatas locos de los circos siglo XIX...) es una auto-regla de mi blog.

Yo aun no amo tanto a twitter como a blogger jajajaja
Y en facebook estoy todavía mirando qué pasa...

Voy a tuitear a ver ke dijo hugo!! jajajaja

Norma Cabrera dijo...

también te blogueó en digitalismo, tu fotomontaje va como cabecera de su post con los créditos correspondientes, has impactado a ese muchacho :-)

VeRa dijo...

cert????
caray, me voy a mirar el blog.-...cuando fue eso?? yo lo lei ayer!!
gracias por el aviso! je!

Josep Comajoan dijo...

Muy interesant el post. Supongo que fruto de "soltar lo espontáneo". Lo que en catalán le llamamos escribir "a corre-cuita" (que da nombre a mi pobre blog).

Y no, no se trata de tolerancia cero a la crítica. Lo que sucede es que los que ya hemos hecho la migración (o nos da la sensación que la hemos hechos, supongo que como todas las situaciones de la vida es más cuestión de percepciones que de realidades muy concretas), nos sentimos en la obligación de "evangelizar" continuamente a tantos tecno-adictos, filo-analógicos, etc., como corren por el mundo. Y, en contraposición, nosotros mismos somos los primeros críticos con el 2.0 y quienes intentamos asentar nuestras vidas (y nuestras profesiones) en el mismo.

Así, "a corre-cuita", no sé si se me comprende: críticos entre los "evangelizados", pero acríticos ante los que estan por "evangelizar", para marcarles el camino. ¿El camino correcto? Váyase a saber.

Saludos desde la otra parte del charco. Será cuestión de seguir tu blog (y ya van... y el día que no se mueve de sus malditas 24 horas!)

VeRa dijo...

Gracias por el cometario Josep.

Criosamente, han entrado varios estudiantes de los que fueron a la conferencia de Hugo a este blog (supongo, por el enlace que hizo tanto él como Alejandro Piscitelli) pero ninguno dejó comentario.
Esto TAMBIEN me llama la atencion!
Si que me han hablado usando el pequeño mensajero que tengo al pie del blog: en directo, sin dejar huellas...diciendome que se sentian bien refleados en mi descripcion
Pero ni uno...NI UNO SOLO dejó el comentario aqui...

Pues si: los nativos son curiosos, como no...
Y que lo digan, desde "la madre Patria" ja ja

Salut, i bona nit!

Josep Comajoan dijo...

¿Que ningún estudiante dejó comentario en el blog? No sé si tendrá a ver con la "muerte de los blogs" que han anticipado algunos comentaristas. Yo no es que crea en la teoría a pies juntillas, pero sí es cierto que la proliferación de otras herramientas 2.0 (Facebook y las redes sociales, muy particularmente, pero también la facebookización de Messenger, o el mensajero de tu blog, por cirtar un par de ejemplos) hacen que, especialmente los jóvenes, algunos lo prefieran a la quizá excesiva "seriedad" (pero también encotillamiento de la conversación, al ser en tiempo diferido) del blog.

Bueno, sea como sea, creo que estamos justo al principio del principio.

Y sí, "salut i bona nit", aunque yo ya me he levantado. Me ha alegrado el café tu respuesta. Continuamos en contacto, y por favor, la referencia a la "madre Patria", ¡ni en broma! España: vaya mala madre, supongo que por ser Patria, que viene de Padre. Pero éso ya es otro debate. ¡Buenas noches para ti!

El Griego dijo...

Estimada:

Jamás deja Uno de sorprenderse con la versatilidad que demuestra Ud, che. Sobre la obsolescencia: que nos llamen naturalizados, que va. Simple envidia, ya sabe. Es que corremos con ventaja, fijese: podemos darnos gustos a la vieja usanza y sorprendernos que existan cosas del tipo 2.0. Y bienvenidos sean los vicios nuevos para los viejos dionisiacos.

Saludos serranos, y como siempre,
un placer.

VeRa dijo...

como dice que le va Griego??

El Griego dijo...

Estimada:

Como a La Cigarra, o el fénix me va. También cabe decir que uno vuelve siempre, claro. Pero no con la frente marchita, que para muestra, un bontón basta. A la caza siempre de algún candado divino o humano, y de cuanto ojo de cerradura se tope con el ojo indiscreto...

Y redundo: un placer, siempre.

Hasta mas ver.

About