Estoy perdida
alejada
enganchada
seducida
ida
dejándome llevar por la corriente
soy un cornalito, sí, sí...
soy una más en esto
soy "amiga" de gente que no he tocado en mi vida
estoy en el torbellino

Soy juez -y parte- del experimento
(¿la doble condición anula su validez?)
Ando poco por mi propio blog...
Maldición....va a ser un día hermoso...!

Son los efectos de esta nueva droga
que llaman FACEBOOK


El experimento de enredarse en una red en la que todos los peces quieren ser capturados resulta, como poco, inquietante. A mí me ha reavivado atávicos miedos y curiosidades que creía sepultadas por la evolución...

Facebook me parece un monstruo a medio camino entre lo humano y lo tecnológico, tiene algo fascinante y aterrador la mezcla. Me siento un poco el doctor Frankenstein, un poco, no mucho, ya que la criatura muta a los saltos, día tras día, se devora lo nuevo y lo vomita convertido en muy otra cosa, naturaliza las declaraciones más humillantes como "tal y y tal han dejado en claro en Facebook que estan comprometidos" (y con un icono mínimo de corazoncito -el summun plus de la cursilería- Facebook declara que esa persona está casada aquí, porque aquí lo dice, y basta con eso, la palabra del usuario tiene categoría de ley....tiemblan las filosofías clásicas, mientras los lacanianos se regodean con las punzantes cadenas de significantes caídos....)

Braceo con dificultad por el mar atestado de nombres y de caras y de tests que no me interesan y de personas a las que no les importo pero "que quizás conozca". Me ahogo de a ratos, volviendo estúpida y porfiadamente a la orilla, prendida de un ancla que dice "inicio" y que me engaña con ilusión de libro del Génesis universal que lo explique todo. Trago saliva, trago letras, trago botones y clics, interminables, enrollados, sucesivos, solidarios con el nuevo tic que ostenta mi dedo índice. Me enfado, me fastidio, me divierto, me sorprendo, intento -sin el menor éxito- reducir mi tiempo en este sitio que no es ni siquiera un sólo sitio, sino una telaraña pegajosa y tentadora de nuevas puertas que abrir...

La mejor parte es que las neuronas se me desentumecen y se frotan, impúdicas y móviles, axón-dendrita, dendrita-axón, rociándose unas otras con delgadísimos puentes nuevos, casi que las siento crepitar y contarse micronovedades.... Piensa, piensa, conecta, teje ideas, veramarina, no es tiempo perdido...es puro goce y comunicación. Usar es comunicar, dice Alejandro, y la forma de uso es la poética de esta red...

Dice un antiquísimo proverbio que lo último que los peces investigarían sería el agua.

Y bien, bocones anaranjados koi, estamos un paso adelante de ustedes, pues. Nadando, flotando, mirando con deleite y susto, totalmente sumergidos en el experimento facebook.

5 comentaron esto...:

el beto dijo...

No podés ser un cornalito, hay solo dos en todo el universo. Y son míos.

VeRa dijo...

jajja
no mi qurido, los suyos con solo cornali. El día que les dé tos, ahi si, ahi recién si...
(pero mire el link!!! ta que lo tiróoooo!)

Diana L. Caffaratti dijo...

Como dice la gente joven,:¡Bueníííísssimo!

VeRa dijo...

Gracias Diana
(decir "buenisimo" podrá tener el don de rejuvenecernos? jajajajajajaj)

Orvuá! dijo...

Nueva participante del proyecto, o nueva cornalito.. solo me rememora el chiste preadolescente de "sale con medio mundo"
esperemos descifrar en algo el movimiento revolucionario o amébico de sagrado san FB...
saludos!

About