"...cada palabra que escribo me aleja un poco más de lo que yo quisiera expresar; esto prueba únicamente que me falta valor. También me falta sencillez..."
"...los instintos que nos enorgullecen y aquellos que no queremos confesar tienen, en el fondo, un origen común. No podríamos suprimir ni uno de ellos sin modificar todos los demás. Las palabras sirven a tanta gente, que ya no convienen a nadie; ¿cómo podría un término científico explicar una vida?"(*)

Ni uno científico, ni uno poético, ni una suma de lenguajes y humildes argumentos. Pues la vida no es verbo, sino sentimiento en el tiempo. La vida es el tiempo que nos pasa...
Hoy pretendo llanamente vivir; no caer en la cárcel de las palabras. Pues hoy me siento como el personaje de Yourcenar, deseante y presa de una sensibilidad rídicula, de una efervescencia de las emociones, tan próxima a la humillación, que te hace llorar por nimiedades, y luego te hace sentir vergüenza de tus lágrimas.
Shhh... no más letras. Ella lo ha dicho más claro de lo que yo lo hubiera expresado jamás.

(*) "Alexis" de Marguerite Yourcenar

2 comentaron esto...:

Fafi dijo...

voy en busca de "Alexis",,,
sólo me quedaron en mi colección Memorias de Adriano y Azul,,,
las palabras,,,
ya lo decía yo,,,
las palabras,,,
un abrazo grande!!!
PD: perdón por mi tardanza,,,leí tus comentarios pero estoy corre que te corre,,,teneme paciencia que voy a ir contestando,,,
abrazo

Anónimo dijo...

Amiga... no sientas vergüenza de llorar! Algunos días llorar es lo que mejor nos sale.
"Es tan misterioso el país de las lágrimas" decia el Principito

About