Algún día se hará justicia en el mundo y las maestras de primaria serán sentenciadas a realizar ellas mismas las tareas descabelladas que a veces les imponen a sus alumnos.

Recortar las letritas inmundas de los diarios y formar ¡quince! palabras con tal regla ortográfica.
Escribir secuencias numéricas interminables, para adelante, para atrás, de 2 en 2, de 4 en 4...
Hacer maquetas del sistema solar, del ciclo del agua, de la plaza del barrio, del volcán...
En resumen: que en un buen número de casos, somos las madres quienes terminamos resolviendo los intrincados vericuetos de los deseos de las "seños", para ayudar a nuestros retoños a llevar hecho aquello que las docentes habrán imaginado o fabulado.

En ese plan, ayudo a Pato quien, en equipo con su amigo Dimas, preparan unas láminas con la vida de San Martín. Recortamos, pegamos, bajamos de Internet, pintamos uniformes de granaderos, armamos un mapa enorme de Sudamerica sobre telgopor, a fin de que sea más "visual" el recorrido de Don José por los protopaises de aquellos días.

A la hora de irse a dormir, Pato se sincera, y casi pidiendome disculpas, afirma: "Má...sabés qué? Yo mañana no voy a llevar al cole el trabajo de San Martín..."
Me sorprende la idea, después de una tarde entera de domingo dedicada a ello. Le pregunto por qué, sin atinar a imaginarme un motivo.
Y dice: "Mi amigo tiene problemas para estudiar cosas largas. Me dijo que para mañana él no va a llegar a estudiar todo esto. Si no llevamos el trabajo, nos pueden dar un día más..."
"Pero -intervengo, aun sin entender por completo- si no lo llevan, también corren el riesgo de sacarse los dos una mala nota, por no cumplir..."
"Y bueno" dice. Espera que yo entienda. Como no entiendo, añade:
"Si nos sacamos los dos mala nota...mala suerte. Pero si trabajamos en equipo... el equipo se tiene que ayudar."

Me dieron ganas de inaugurarle un boletín sui generis donde poner las calificaciones por sus buenas ideas, por sus buenos sentimientos. Pensé qué tanto mejor sería el mundo, el trabajo, la política...si entendiéramos algo tan simple como que es más importante bancar a un amigo en problemas que rasguñar una aprobación sobre la base del egoísmo y el sálvese quien pueda.

5 comentaron esto...:

Nico dijo...

Bien. Bien. Esa es la idea, por buen camino tu retoño transita!!!

El detective amaestrado dijo...

Uf, como nuestros alumnos nos hagan pagar lo que les hacemos.
Y como nosotros lo hagamos...
(Partí para mi post de experiencias propias para intentar atisbar la globalidad, como hago casi siempre...)

El detective amaestrado dijo...

Estoy en nuestroboulevard@yahoo.es para lo que precises

VeRa dijo...

Gracias NICOOO!!

Me sale bien sin esforzarme demasiado! jeje

VeRa dijo...

Epa Det!!!
somos colegas??

Linda sorpresa...ya "hablaremos" mejor.

About