el malo...de la última película de James Bond (Casino Royale) la dice un siniestro personaje, empedernido y hermético jugador de póker, que vaya usted a saber por qué, tiene una herida permanente en el ojo, que le provoca llorar lágrimas de sangre.



En una escena subida de adrenalina, este mal tipo tiene amarrado a nuestro héroe, a punto de causarle un indudable daño físico. El escenario es despojado. No hay parafernalia tecnológica. No cables, no lucecitas, no pantallas fluidas.
Sólo el malo, una soga con peso en la punta, el bueno (atado), una silla desfondada.
Entonces le advierte:
-"No entiendo cómo hay gente que elige torturar con mecanismos sofisticados cuando lo único que hace falta es elegir aquello que más nos duele... aquello que nos identifica como hombres"

(Naaaa....ya sé, ya sé...no lo cuento... Vean la película, si quieren. Salvo el arte del inicio, me pareció mala. Pero bueh...)

sufrir
La frase del malvado tiene un perfil filosófico bien clásico. Lo simple y lo complejo, nada menos.

Y, más allá de lo que signifique en ese punto del film, la aseveración del pérfido es cierta por donde se la mire. Lo que te puede causar un dolor más extremo y aterrador no requiere sofisticación.
Lo que nos duele más es lo que lesiona aquello que nos identifica "como lo que somos".

Soy una mujer: si lastiman mi condición de mujer me destrozan la vida.
Soy una madre: toquen a mis hijos y rasgarán mi existencia de manera irreversible.
Soy inteligente. Soy emotiva. Soy sensible a las críticas. Soy -apasionadamente- docente. Soy vulnerable por completo a las demostraciones de ternura.
Si alguien critica o daña aspectos que me tienen sin cuidado, que no me definen, a lo sumo podrán molestarme o despertar mi malhumor, pero no causar dolor...

Será posible... es tan sonoramente simple que aplasta cualquier silogismo.Sin embargo, no sirve como prevención.

Pienso: Yo sería pésima jugadora de póker, se me notaría
de inmediato en la cara la sorpresa, la alegría, la desazón. Sospecho que
dejaría ver mis cartas al primero que me lo pidiera por favor.
Quién sabe,
inventaría una nueva acepción de la expresión "poner cara de
póker".


Advertencia para mis contactos: Relean el párrafo que inicia con "Soy..." Encontrarán allí una pista fácil de seguir, tanto para que sufra, como para hacerme sonreír. Háganme sonreir, mejor.

3 comentaron esto...:

xú dijo...

es mala la peli?
de veras?

VeRa dijo...

A mi me parecio mala
La accion está bien...
Las partes omanticas del 007 devenido en latinlover...un poco fuera de tono (con el estilo bond!!)
La mirada sobre el mal y el bien es bastante certera... aunke les chorrea por dondequiera que mires la xenofobia y el prejuicio

Pero bueno... el negocio es el negocio!

jajajaja

VeRa dijo...

partes RRRRRomanticas...kise decir

About