Y entonces, a esa hora en la que uno ya no espera nada...
En ese fatal instante en que el alma empieza a tornarse opaca...
una corta palabra que llega con un trino
una inyección de esperanza
una brizna de sabrosa paciencia

Una cereza.

O muchas.

pastillitas a granel

2 comentaron esto...:

edu dijo...

apetecen esas cerezas.... firmo hoy! pq sino no puedo nunca! BESO ENORME! y miles de pensamientos q fluyen casi a diario hacia esa bonita parte del planeta que es tu casa,cuidate eh! ;@@

VeRa dijo...

Algun día será que fluyas tú junto con tus pensamientos.
Vamos, que si me piensas pedir la mano de la Chechu, deberá ser en vivo y en directo, eh??
jajaj

Besos

About