...te tuve presente"
-dijo él-

Por algo que le dije alguna vez, como una broma.
Una broma que parece que él repitió a otros, en mi nombre.

Y todos estos años fueron más de veinte. Un tiempo de profundas metamorfosis.
Yo, que soy memoriosa, que debo esforzarme para borrar de mi archivo esas menudencias que me torturan de melancolía, yo, que tuve que aprender a olvidar... no he logrado reconstruir ese momento que él sí recuerda.

Reafirmo, pues, mi modesta teoría: es que nunca podemos medir qué tan profundo calan nuestras palabras...cuán lejos llegarán.
Por eso hay que ser respetuosos con ellas.

Entonces ahora, en medio de este tumulto de las almas heridas, mido -todo lo que mi corazón me lo permite- el fluir de mis palabras.
Las voy amasando lenta y voluptuosamente, las peino y las acicalo antes de que se me vayan, las miro volar y desaparecer.

Ojalá sean buenas para él.
Lo necesita.
Pero sobre todo, es merecedor.

4 comentaron esto...:

VeRa dijo...

Señor H H ....este post es dedicado a usted.

un beso

Anónimo dijo...

Sr.H.H., en este momento permitame ser por un instante, un admirador suyo y preguntarle el secreto que lo hizo acreedor de semejantes palabras y por otro lado, si me permitiese compartir con Ud. ese aleteo de emoción y orgullo, que no son otros los sentimientos que se me agolpan dentro mío al sentirme partícipe. Desde ya, mi gratitud, Sra.

VeRa dijo...

Sabe lo que es la gratitud?
Es la memoria del corazón...

Auguy dijo...

Lo leo y lo leo y lo re-leo.
Y cuanto mas lo hago, mas envidia(sana, obvio) me invade el corazón.
Señor H H, permítame aunque sea, por un instante, compartir la sensación que debe embargar su corazón al ser el receptor de cada una de tales palabras.
Gracias...

About